4/5/11

ESTE JUEVES UN RELATO: LA COMIDA



La verdad que una no sabe muy bien a qué atenerse con las nuevas tendencias gastronómicas. Parece ser que el comer ha pasado de ser una necesidad básica de todo ser humano, a convertirse en una nueva ciencia o en la fabricación de nuevos productos que más bien parecen sacados de laboratorio.

Yo no puedo por menos que esbozar una sonrisa, cuando no una sonora carcajada, cuando una oye hablar de espuma de zanahoria, virutas de huevo ó, tiene cojones, deconstrucción de tortilla de patatas.

¿Pero qué es eso de deconstrucción?, si ahora va a resultar que yo soy una cocinera de última generación y de guante quirúrgico, pues nunca he conseguido hacer una tortilla de patatas con la estética tan estupenda que vemos en los bares o que hace mi madre, pues a mi, que aunque me queda muy rica, parece más un revuelto que otra cosa.

La cosa es que una anda despistada y ve en los cocineros mediáticos más pose, negocio, y marketing, que buena cocina. Y es que dar conferencias sobre la espuma de zanahoria mola mucho, y además te sacan en la tele. ¡¡¡Si es que yo me quiero comer un pinchito y no una escultura!!!

Estamos de acuerdo en que la cocina también es estética y evoluciona, pero creo que estamos perdiendo el norte, porque el sazonar un plato con pan de oro tiene bemoles. Por supuesto que cada uno es muy libre de comer dónde quiera y lo que quiera, pero yo no me quiero quedar con hambre. Que te sirvan un plato con tres porciones de no se sabe muy bien qué, con unos nombres que asustan, unos precios estratosféricos y que hayas tenido que hacer un año antes la reserva, pues puede ser de lo más fashion, pero yo prefiero el bocata de calamares de toda la vida.

Así que dejémonos de chorradas, usted que prefiere, ¿un par de huevos fritos con chorizo y un buen vino, ó nubes de limón nitrogenadas con esencia de almendra?

Un saludo, y buen provecho.


Más comilones en casa de Mª José

23 comentarios:

  1. Soy de los que se apuntan al plato de huevos con chorizo antes que a deconstrucciones (¡qué palabro!), o a pequeñas porciones de ¿comida?, mínimos oasis en inmensos platos.
    ¿Nitrogeno, pan de oro, espumas imposibles?. Creo que hemos perdido completamente el justo sentido de las cosaa.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  2. Si señora Brujis, dejémonos de chorradas deconstructivas a la espuma glaseada con virutas de serrín dorado...vayamos a la tortilla de patatas, olé, o de chorizo, o paisana, o de sobrasada, o de jamón o de alcachofa o...es que estoy fascinada con los huevos (ver fondo imagen de mi blog) y no me toquen aquello que no suena ni tengo.Olé huevos fritos y a freír espárragos esos tiquis-miquis que nos toman el tomo y el lomo a précio de oro el platito que necesitas lupa para ver el el "arte" constructivo plástico comestible ese. Para ricachones pijos esos sopicaldos arrogantes.
    Besitooo, que esta noche mi marido me hará tortilla de patatas, siiiii.

    ResponderEliminar
  3. Pepe. Donde estén un par de huevos fritos con patatas...(yo es que el chorizo no me va mucho jeje)que me quiten todo el caviar del mundo y esas mariconadas que ponen por ahí que hasta tenemos que aprender idiomas para comerlas.
    Un beso
    Natalia. Que si, que yo cuando voy a comer por ahí quiero comer, no oler la comida y encima pagar por ello y salir con más hambre de la que tenía y sin un duro en el bolsillo. Dile a tu marido que ponga un plato más a la mesa que me apunto a la tortilla de patata.
    Un beso enorme

    ResponderEliminar
  4. Me ha pasado varias veces que hemos salido del restaurante con un dolor de barriga terrible...dolor por pagar una exageracion por lo poquito que nos han puesto...eso si...bien adornado con un enorme plato...lastima que el plato no se podia comer...ja ja ja
    Muy buen relato.
    Primavera

    ResponderEliminar
  5. Nubes de limón nitrogenada por esta vez... no es que no me haya apetecido la tortilla a la española con su caña o los huevos fritos con chorizo.
    Pero ya he comido algo en plan fashion, me ha resultado apetitoso y, especialmente a mí me ha abierto mis espectativas.
    L¡a estérica de lo novisimo y sus formas insólitas en sus presentaiones y su semántica chocante!
    No siempre habría existidoel sasndwich, Inma, la tortilla a la francesa o alguna salsa.
    ¡Habrá, por lo demás, unas chapuzas!

    Me lo pasé muy bien leyendo tu denuncia.

    Un saludo o un abrazo.

    ResponderEliminar
  6. 120% de acuerdo InmaBrujis, la experimentacion esta muy bien pero es como las pasarelas de la moda, ¿quien se pone esos modelos?. la cos tiene bemoles como dices hasta el punto de haber un postre de chocolate, el “Frrozen Haute Chocolate” que cuesta en Nueva York solamente 25.000 dolares, algo indecente, ¿verdad?
    Un beso

    ResponderEliminar
  7. Desde este momento te nombramos "de-constructora" real de la tortilla de patatas o quizá mejor: "destructora" de su amable redondez. Pero ten fe que pronto saldrán una plantillas tipo compás, con las que obtendrás tortillas de impecable circunferencia, del diámetro deseado y de grosor milimétrico.

    Besos de plato de cuchara

    ResponderEliminar
  8. Como quien dice: al pan, pan y al vino: vino.
    Sí me apunto a la comida generosa sin tanta espuma, y de paso te invito: a mi las tortillas me quedan muy ricas, es uno de los platos favoritos de mi familia.
    besotes brujos!

    ResponderEliminar
  9. Yo soy un poco afecta a lo new age Inma lo confieso! Me atraen algunas cosas, pero si concuerdo en que hay momentos para todo. Cuando tengo ganas de una buena tortilla, o unos ricos chorizos, no hay espuma nitrogenada que me satisfaga.
    Besito cariñoso

    ResponderEliminar
  10. Tienes razón, ahora hay más pijadas que otra cosa, que te cobran un riñón y encima te quedas con hambre. En fin ahora se dice que es un arte, y tal vez lo sea, no se sabe bien. En fin, mejor saber lo que está comiendo una, por si acaso.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  11. Siempre que escucho lo de deconstrucción de torilla de patatas creo que habría que incluir una sanción para quien lo haga en el Código Penal: abofeteamiento popular o algo así. No se que es deconstruir, pero no suena bien ...
    Sin bromas, la nueva cocina puede estar bien, lo que hace falta es convencerles que vamos a COMER, no a SABOREAR la comida.
    Termino con esa reivindicación de los huevos, creo que son algo milagroso en la cocina.
    Besos Inma.

    ResponderEliminar
  12. Un aplauso Brujis... a mí me molesta tremendamente que además pretendan enseñarnos a comer... como si hasta ahora no supiéramos ¡Donde estén los potajes de nuestras abuelas, con casi nada! que se quiten todos los cocineros de nueva generación en los que los vegetales como quieran que los traten solo saben a verde... la carne a carne muerta, y los pescados a pescado crudo.
    Como asturiana acostumbrada a una cocina rica de matices y abundante, además de como conocedora del medio por vinculación; comparto contigo que es una tomadura de pelo muy conveniente desde múltiples puntos de vista y super rentable.
    Con una coliflor, una lechuga, unos tomatitos, media lubina, dos solomillos, y poco más (por decir algo) los nuevos cocineros de tenedores mil pueden servir un banquete.

    Un abrazo

    V.Nas

    Si deseas ver mi aportación a la comida tendrás que entrar aquí

    http://gijondelucesvnas.blogspot.com/2011/05/el-meson.html

    ResponderEliminar
  13. Primavera. Cierto, mucho plato y poca comida y con un dolor en el bolsillo de pánico. Por lo menos podían poner los platos comestibles jeje.
    Un beso
    Tésalo. Yo también he comido en plan fhasion de la muerte y sigo pensando que donde se ponga una tortilla de patata de toda la vida que se quiten mil comidas de esas. ESo sí, te felicito por tener valor de comer sin saber exactamente que comes.
    Un beso
    Manuel. ¡¡¡No seré yo quien se ponga para ir al super el vesitdo de plumas de avestruz tan coll que vi en cibeles!!! que yo soy mas de vaqueros y de huevos con patatas.
    Besosssss
    Alfredo. Cuando salgan si no me entero yo antes que tu, dímelo que iré rauda a comprarlo jajaja.
    Besosssss
    Cas. Te tomo la palabra y me apunto a comer tortilla. Yo hago los pimientos rellenos así tenemos comida rica rica de sobra.
    Besossssss
    Ceci. Yo es que soy muy tiquis miquis para la comida y o me entra por el ojo y el olfato o no hay nada que hacer. ¡¡¡Tienes mucho valor jeje!!!
    Un beso
    Ceci. Cualquier día te van a dar a oler la carta y te van a cobrar por ello. ¡¡Si es que son raros hasta para poner servilletas coño!! que yo estuve en un resturante de esos y en la servilleta venían encajados los cubiertos. e locos.
    Un beso
    Juan Carlos. Empapélales que para eso eres abogado jajaja. Es que es cierto, no se que coño es deconstruir pero suena mu chungo y hacerle eso a una tortilla de patata tiene que tener multa si o si. Míralo y si eso denunciamos juntos.
    Un beso
    Nas. No está mal que nos enseñen a comer, pero a comer en condiciones y como Dios manda, no a hacer que comemos para luego tener más hambre y atracar el frigorífico. Vamos que donde estén unas buenas fabes con almejas.... me rio yo de la espuma de zanahoria.
    Un beso

    ResponderEliminar
  14. Aplaudo tu denuncia Brujisssss, que yo soy de cacerolas de las de toda la vida, procuro que mis platos entren tambien por los ojos, pero mi familia sabe lo que come con nombre y apellidos y en cantidad suficiente como para que no te duela la vista buscando en el plato enorme la viruté de fuá con lágrima de polen y salsa pinta de chirimoya, ¡ahí es ná!
    dos besos

    ResponderEliminar
  15. Estoy de acuerdo contigo en todo, aunque tambien te digo que tuve la oportunidad de probar la tortilla deconstrucida por un cocinero de esos de diseño y aunque no me lo podia creer aquello sabia a autentica tortilla de patatas jajajja
    A pesar de todo me gsuta ver comida en los platos y no esas raciones esmirriadas y me encanta los huevos fritos con chorizo, patatas y pimientos. Siempre los tomo en día de Navidad. Un pequeño homenaje a la tradicion.
    Besos guapisima

    ResponderEliminar
  16. Inma buena denuncia, yo me apunto a todo un poco por aquello de probar cosas nuevas, lo que me gusta menos son esos platos maravillosamente decorados y con tres trocitos de lo que sea y luego vas pagas y te quedas muerta. Ya que pago quiero comer y no volver a casa y tomarme un vaso de leche con unas "magdalenas".
    Un beso.

    ResponderEliminar
  17. Inma me apunto a los huevos con chorizo a la tortilla de patata a un buen puchero al vino. Salir de un restaurante con el estomago lleno de espuma de zanahoria y otras degustaciones de la llamada "cocina molecular" (será por el tamaño de los platos...no perdón mejor dicho por el contenido de los platos)y dolor de bolsillo te joroba la digestión.
    Me quedo sin lugar a dudas con la cocina tradicional, para comer flores me voy al campo (también ponen flores en la cocina tradicional pero en un jarroncito y no te las tienes que comer). Ni sabemos lo que comemos ni sabemos si lo que nos ponen en el plato es comestible o se trata de un adorno. Me ha encantado tu entrada. Un beso guapa.

    ResponderEliminar
  18. por supuesto prefiero lo natural, desde ya1...ahora, en cuanto a la elaboración de los platos, confieso que cuando voy a comer fuera me gusta probar platos que no acostumbro a cocinar en mi casa.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  19. Rosa. La mía sabe hasta la denominación de origen y todo jajaja que no veas el saque que tienen como para ponerles espumas nitrogenadas, vamos que me comen a mi.
    Un beso
    María José. Buena manera de celebrar la navidad. ¿En serio sabía a tortilla? mira que ese nombre suena a malo malísimo. Yo por si acaso me quedo con la tortilla de toda la vida.
    Un beso enorme.
    San. Yo también soy de probar comidas nuevas, pero comidas reales, no imaginarias. A mi me gusta sentarme a la mesa y saber distinguir el guisante del puerro, no imaginarme y aprender idiomas para levantarme de la mesa con más hambre del que llevaba.
    Un beso
    Medea. Que las flores donde mejor están es en un jarrón precioso, no en el estómago. Que la cocina molecular la dejo para los astronautas que esos seguro que comen de todo.
    Un beso
    Neogéminis. Te digo lo mismo, lo también pruebo platos que no suelo cocinar, pero platos reales no imaginarios. Que a mi eso de que me cobren por oler la comida como que no me va mucho jeje.
    Un beso

    ResponderEliminar
  20. mira , cuñada, mi plato favorito es un buen bocata, bocadillito diría alguien que yo me sé, por la calle que...desde los siglos anteriores a mí nacimiento, este que te escribe, ya comía bocatas por la calle. y con el paso del tiempo, lo sigue haciendo. y con el paso del tiempo, sigue disfrutándolos como dios manda.
    en mis tiempos, llegué a hacerme bocadillos de flan y bocadillos de garbanzos...fui yb precursor de esta alta cocina rara de la que también hablas...
    medio beso, cuñada.

    ResponderEliminar
  21. Anónimo10/5/11

    Sé que sabes que aunque no haya dejado comentarios sí he pasado a leerte y ahora, en el momento de dejarte éste no sé muy bien si merece la pena por repetir lo que ya te han aseverado tus demás seguidores. Lo dejaré en un simple saludo y esperaré que todo te vaya de lujo.
    Or vua.

    ResponderEliminar
  22. A mi dame un trozo de pan( de ese que hace daño en el paladar cuando lo comes panza arriba) y un peazo de queso pestoso de obeja en aceite, una buena cervecita o vinito y la mejor compañia de colegas y soy feliz, feliz muy feliz. Tanta chorrada me da úlcera y ya me metieron el tubo dos veces por la boca pa quitarmela y no volveré a pasar por ahí otra vez.Yo es que soy de un cuarto de pueblo.

    ResponderEliminar
  23. Anónimo27/2/12

    http://mostoles11.blogspot.com

    ResponderEliminar