3/10/10

Esta soy yo


Tengo tendencia a la melancolía. Quizá incluso a la tristeza. Soy tremendamente reflexiva, introspectiva, crítica, y me como mucho la cabeza. A veces le doy a las cosas una tuerca de más, puede incluso que me pierda en algunos pensamientos.

Soy terriblemente exigente conmigo misma, muy perfeccionista, y eso unido a mi inseguridad y baja autoestima, hace que casi siempre tenga una sensación frustrante de no hacer nada como me gustaría. Aunque asumo que mi perspectiva sufre un desequilibrio. Sé que soy capaz de tergiversar mi mundo.

Puedo ser la persona más caótica, complicada y desequilibrada del mundo por un instante, pero siempre tengo conciencia de mi misma.

Tengo la misma facilidad para llorar que para reír. Tengo muchísimo sentido del humor. Puedo ser ácida, sarcástica y corrosiva hasta el extremo. Y siempre soy capaz de entender que me excedo conmigo misma, aún cuando rayo la crueldad al juzgarme. Soy voluble, algo lunática, divertida y hasta payasa.

Siempre estoy cuando se me necesita de forma incondicional, pero no sé silbar. No sé pedir ayuda. Quizá porque me enseñaron a ser autosuficiente, quizá porque sé que sólo yo puedo ayudarme.

Ni en mis peores momentos me siento rendida, porque sé que siempre seré capaz de salir de cuantos obstáculos quiera ponerme la vida (es algo que ya me he demostrado), o porque soy una superviviente nata.

Hasta en mis peores momentos salgo adelante. Por eso nunca pierdo el rumbo ni aún cuando no sé dónde quiero ir. Porque puedo tener el camino entre brumas pero siempre seguiré caminando, siempre adelante, no importa si no sé hacia donde.

Soy de tendencia analítica, incluso alguno pensaría que pesimista. Pero lo que gobierna mi vida es el vitalismo. Yo vivo, pese a todo y contra todo pronóstico.

Hay días que mi vida es un completo caos en el que no sé cómo desenvolverme, pero yo siempre salgo adelante. Siempre sobrevivo A TODO. Siempre.

Siempre…

16 comentarios:

  1. la foto de arriba...tu foto...quiza apenas diga nada de tu alma...al menos tal y como la has dejado de desnuda en esta entrada...mas es una desnudez preciosa como toda tu, cuñada.
    un besazo, cabronazaaaa¡¡

    ResponderEliminar
  2. Ya ves cuñado que hoy me levanté con ganas de confesarme y como no creo en los curas me dije... ¡¡que mejor que mi casa para ello!!
    Me quedo tu abrazo y te doy mil besos cielo.

    ResponderEliminar
  3. Buena confesion, pues ahora ya sabes, leccion aprender es no caer en la melancolia y quien dijo tristeza? fuera tambien..el resto puede pasar y llevarse mas o menos bien.
    Nos leemos el jueves.
    Primavera

    ResponderEliminar
  4. Pues he venido a conocerte, y me he encontrado con esa confesión tan completa de como eres, que ya es como si te conociera de toda la vida.

    Un diez en supervivencia, si sobrevives a todo, aun en los peores momentos, eres de las mias.

    Encantada de conocerte, Inma, seguire por aqui leyendote un ratito.
    La mentira del jueves, tambien me ha gustado mucho como nos han contado una de las mentiras más comunes entre las parejas bien avenidas.

    Un besito

    ResponderEliminar
  5. Así andamos, intentando superarlo todo por nosotras y por los demás, nuestras personas queridas.
    Seguir adelante... muy duro para algunos, amiga.

    Confesarse y reconocerse está bien, pero ¿Quienes te conocen también te ven así? ¿Qué imagen tienen de ti?

    Ayer desmentí a una amiga mía que se veía reflejada en una descripción, la imagen que nos da a los demás y que era totalmente diferente a la que ella se imaginaba. El caso es que nadie coincidía con ella Y ÉRAMOS 12 PERSONAS!!!

    Bueno, besitos. A ser fuertes siempres y a no desmoronarse jamás, si se puede, claro...

    ResponderEliminar
  6. Hay que tener valor para intentar definirse a una misma, en eso de conócete a tí misma, una puede gastar la vida.
    Una declaración como desnudarse, a mí me da corte, me da cosa, me da que en los escritos me desnudo desde luego, suelto mi yo entre letras.
    Te veo humanamente contradictória, béllamente frágil, enteramente dispuesta a salir del atolladero por tí misma, te veo con la ventana abierta, pero como dice Vero ¿cómo te ven los demás? Está la parte física y luego al hablar, al movernos, al opinar o al callar, en la mirada, ofrecemos una imagen que quizás sea la de ese día concreto.
    Complicados somos, y variados, y diversas y fascinates. Mucho gusto, Inma, ha sido un placer, besitooos.

    ResponderEliminar
  7. Primavera, a veces es muy dificil, pero como dicen por ahi, lo dificil se consigue y lo imposible se intenta. Besos
    Tag, creo que si, que de momento voy sobreviviendo a todo y te aseguro que cada vez me lo ponen mas dificil. Hay veces que digo que voy a rendirme, pero no llego hacerlo nunca.
    Bienvenida a mi casa, espero que te sientas comoda en ella. Besos
    Vero, Natalia, pues no se exactamente como me ven las personas que me conocen, no suelo preguntarselo aunque mas de una me ha dicho que soy muy fuerte y que tengo mucho valor. Igual algun dia me atrevo a preguntar a quienes me conocen como me ven realmente. Besos a las dos

    ResponderEliminar
  8. Inma, con permiso de tu blog, respondo a Natàlia: Pues tengo a dos grandes grupos divididos, uno de personas incondicionales a las que no suelo ofrecer nada especial y que estimo, y otro grupo que recelan de mí nada más verme y, a veces, sin conocerme. No tengo términos medios... raritos somos los humanos, así es.

    Besitos a ambas.

    ResponderEliminar
  9. Vero tienes todo el permiso del mundo. Mi casa es la tuya cielo.
    Que conste que yo soy la típica persona que cuando me conoces o te caigo bien o te caigo fatal. Yo tampoco tengo termino medio. ¡¡¡que se le va hacer!!!
    Un beso enorme

    ResponderEliminar
  10. Jajajaja, perdona Inma mi carcajada inicial, no puedo evitarlo porque me he visto totalmente reflejada en tu desnudez, tanto, tanto que si yo quisiera desnudarme en mi casa, podría ser un plagio, jajaja por eso me rio.
    Te podría decir que quien me conoce y me ve desde fuera me toma por…una “cachonda mental” con un sentido de humor bárbaro, con una risa contagiosa, atrevida, perspicaz, hasta graciosa, nadie puede imaginarse el otro lado, nadie puede imaginar mi timidez, mi inseguridad, eso solo lo sabe quien se ha preocupado de conocerme y eso se reduce a amigos que se cuentan con los dedos de una mano, a mi marido al lado del cual llevo 30 años, mis hijos que ya son algo más que adolescentes.
    Me ha encantado leerte en el retrato escrito que me has…perdón, TE has hecho.
    Un beso grande

    ResponderEliminar
  11. Lo mismo digo Medea. Cuando la gente me conoce, dice... ¡¡esta loca!! al lado de esta tia no hay penas, es una cachonda mental y una juerguista de cuidado.
    Me conoce realmente muy poca gente, pero la que lo hace sabe realmente que soy una superviviente nata.
    Besos enormes

    ResponderEliminar
  12. Anónimo6/10/10

    Ya estoy yo aquí a fastidiar tu definición. Para mí elproblema de la baja autoestima es que la tuya es inducida, con lo cual tampoco sirve de mucho si una sabe sacarle los peros. En cuanto a la autosuficiencia, quizá deberías, y sé que es difícil, confiar un poco más en la gente. Pensar que sí hay personas capaces de valorarte en lo que eres, en tu justa valía. Brujis, sé fuerte, que sé que lo eres y adelante. Or vua.

    ResponderEliminar
  13. Jajaja, que no, que no me lo fastidias mi niño. Ya se que deberia confiar mas en la gente, pero despues de tantos años teniendo que salir yo sola siempre de todo, pues que quieres que te diga cielo, como que cuesta un poco silbar.
    Eres un cielo que lo sepas.
    Te mando un millon de besossss

    ResponderEliminar
  14. Miercóles, aunque bien podía ser otro día9/10/10

    He analizado punto por punto esta confesión , aunque no soy cura, ¡Satán me libre! creo que de tus pecados puedo darte absolución aunque te veo un poco culpable por emitir veredicto sobre tu forma de verte en base a un estado de ánimo presente, pero bueno lo dejaré por esta vez, solo por esta.
    En cuanto a silbar, qué quieres que te diga, me pitan los oídos a menudo, ¿será cosa del viento? no sé no sé.

    Un bico

    ResponderEliminar
  15. Miércoles, pero si yo no tengo pecados, si soy una santa bruja... ¿o es que no has leido que me gustaria ser mala para poder tener alguno?
    Yo que tu me hacia mirar lo de los oidos no sea que tengas un silbato dentro del timpano jeje.
    Bicos

    ResponderEliminar
  16. Miercóles, aunque bien podía ser otro día10/10/10

    Jejeje y yo me haría mirar lo de no tienes pecados, pos anda que......niña, ¿acaso eso no es un pecado? que te vas al cielo y te pierdes el "chunda chunda" que montamos lo pecadores en el infierno, ainsss.

    Bicos

    ResponderEliminar