22/9/10

Este Jueves un relato. ¿EN QUE TRABAJAS O TE GUSTARÍA TRABAJAR?


Sí, sí, sí, sin duda alguna yo quiero ser esa que hace sufrir y no la que sufre, yo quiero ser la que ríe la última más que nada porque estoy harta de llorar y no me importa no ir al cielo porque yo hace tiempo que ya he ido a todas partes y el cielo pues ni fú ni fá.
Quiero ser esa que en las películas se viste con ropa provocativa, esa que se pone zapatos de tacón que dan vértigo y que fuma descaradamente echando el humo en la cara de todos los que le ponen el corazón a sus pies, yo quiero ser esa que enloquece y domina, la que fue el pecado original en sí mismo, la que engaña y no la que es engañada.
Me gusta la imagen de esa mujer que calcula cada paso de su trayectoria y que pasa por encima de tanta cosas, amor, niños, hogar, me parece duro y desafiante pero dá una sensación de victoria egoísta que pocas mujeres se atreven a a saborear más que nada porque nosotras siempre ponemos por delante al otro, a la familia, a la sinceridad.
Las malas en las películas son siempre morenas, y terminan solas e infelices, las malas no son malas del todo ya que sufren cuando se quedan solas, ¿finalmente son mujeres no?, las malas trabajan como periodistas, o como políticas, dirigentes, espías, las malas no tienen bebés, no tienen casas, no tienen amigas, no tienen marido...pobres malas!
Quiero ser mala un ratito, no comerme la cabeza con lo que es moral o ético, no pensar todo el rato en cómo complacer a los demás, no preocuparme de si la comida está buena y la casa está limpia, no ocuparme de los mayores, de los enfermos de los más pequeños, no sentirme culpable por sentarme frente al televisor con una cerveza en la mano sin pensar en nada más.
Tengo ganas de decir lo que pienso realmente sin importarme la imagen que doy por ello, sin preocuparme de gustar siempre a los demás, quiero ser un poco cínica, un poco egoísta, quiero hacer las cosas sin pensar en mañana ni en lo que va a pasar. Levantar la voz si fuera necesario sin pasar por una histérica o ser acusada de padecer el síndrome premenstrual.
Mala y provocativa, mala y súper feminista, mala y adultera, mala y ambiciosa, mala y peleona, mala y ebria, mala y pendenciera, mala con avaricia, mala con mala intención, mala con alevosía, mala como no sabemos serlo nunca de tanto aprender a ser niñas buenas, mala con los demás y no conmigo misma como tenemos tendencia a hacer las féminas en general.
Y después, como si nada, volver a ser yo misma, a ser cualquiera de nosotras, sin más , como si nunca hubiera roto un plato, y ver las cosas desde el punto del medio, ese que no es ni bueno, ni malo , ni nada, ese que es el que nos sale del alma, ese que es el que tenemos que ser.
Más futuros trabajadores en casa de Gus

27 comentarios:

  1. Seria genial poder ser lo que quisieramos en cada instante, pero desde luego esa mujer de la que escribes, es algo con mayusculas. Gracias por compartir tus anhelos.
    Un beso

    ResponderEliminar
  2. Siii MALA Brujis, mala de convicción, que la maldad tiene su ética. Maaala por gustirrinin, por jartarte de ser buena, maaala hierba nunca muere, maaaala Laurent Bacall, maaala morenaza Ava, maaala EVA, siii con la manzana y la sierpe relamiéndose con la costilla de Adan, a la brasa poco hecha. Maaaala te envio un besito cariñoso, !que no decaiga!

    ResponderEliminar
  3. Mira eso seguro que en algun momento lo hemos pensado.
    muy buen relato.
    Primavera

    ResponderEliminar
  4. OOOOOOOOOOOOleeeeeeeeeeeeeeee!!!
    Si me dejas...yo tb me apunto a ser MALA, es más, debería existir como mínimo un día al mes para ejercer de MALA con todas las de la ley...o sea, sin represalias posteriores...
    Que malo es, a veces, tener conciencia generacional adquirida...

    BESOS para que no te falten, de MALA a MALA, jejeje.

    ResponderEliminar
  5. Mª José, ¡¡¡ya me gustaría!!! la pena es que la mala nace y no se hace y que por mucho que lo intente no lo consigo. Besos
    Natalia mi niña, esa, esa mala malísima que hace daño donde más duele, esa que calcula friamente su jugada y la desarrolla minuciosamente, esa que se venga cuando menos lo esperan porque la venganza es un plato que se sirve bien frio. Esa quiero ser y si me apuras a parte de mala un poco hija de ...tambén. Gracias por tus ánimos me los quedo y te mando un beso enorme
    Primavera... que bonito es pensarlo pero que jodidamente difícil es hacerlo. Un beso

    ResponderEliminar
  6. Ciberbruja bienvenida!!! tu idea me parece excelente. Podemos mandar un escrito al gobierno o a la ministra esa de igual dá que tenemos y que lo estudie. Se llamaría... EL DIA DE LA MUJER MALA POR DERECHO.
    Me quedo tus besos y te mando muuuuuuuchos mios jajaja

    ResponderEliminar
  7. Mala a rematar, mala de la muerte! Además guapa, sexi, inteligente y cargada de pasta gansa! La mujer perfecta!!! Mi ídola!

    Café doble para ti, con pastita y todo!

    Besito venenoso y "currupio".

    ResponderEliminar
  8. Magnífico alegato el tuyo, ¿puedo apuntarme? Yo también quiero ser mala un ratito, uno pequeño, que son muchos siglos de memoria genética a las espaldas, enseñándonos a ser buenas, educadas, generosas, etc., etc.
    Yo como Escarlata O´Hara, cuando sale del Hospital gritando que hasta harta y que no quiere que se muera nadie más, que ella se va a su casa y nadie podrá detenerla. ¿Egoísta? Bueno, vale, por un ratito...
    Me ha encantado, en serio.

    ResponderEliminar
  9. Verónica si ea que estamos hechas para ser malas!!! jajaja. ¡¡Café por Dios con la falta que me hacía!!! wapaaaaaaa. Besosssssss
    Teresa, puedes y debes apuntarte. De hecho vamos a mandar un escrito al gobierno para que haya un dia de LA MUJER MALA POR DERECHO. Sería tan, pero tan divertido...
    Besos malignos jeje

    ResponderEliminar
  10. Oye brujis acabo de entrar antes y vi unos comentarios por aqui que madre mia,me he quedado muerta...Ups ya no estan mira que esa Casilda...Aunque cuando el rio suena...Porque digo yo que algo habras tenido con ella no?sino por que pone eso...Jajaja ;)
    un besito brujis.

    ResponderEliminar
  11. Me gustaría conocer, si es que llega a instaurarse, el día de la mujer mala por derecho, más que nada para quitarme de enmedio. No me gustaría ser el blanco de las iras de nadie.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  12. ja jajaj... cuánta bronca contenida.... cuánta necesidad de sacarnos de dentro el dolor profundo que algo nos causó.... terminar con todos los platos, hasta con los espejos y renegar de la mala suerte que trae romperlos... mala bien mala para purificarnos en el fuego y renacer de nuestras cenizas como la que somos ni más ni menos!!
    Te dejo un enlace de la canción que me recordaste y que musicaliza la novela argentina La Malparida, te puedo asegura que esta es tan hermosa como mal: UN ARMA LETAL!!

    http://www.youtube.com/watch?v=sdIyZDs4W3s

    ResponderEliminar
  13. Jajajajjaj, adhiero al enlace de Cass "eres mala muy mala, te llaman la malparida ...!"
    Mala y peleona (me gusta la palabra peleona, la voy a incorporar). Las malas son indudablemente mas interesantes, mas recordadas, mas divertidas ... total para arrepentirse siempre hay tiempo, el cielo puede esperar.
    abrazo

    ResponderEliminar
  14. Ana mi niña, no te preocupes,que cuando el rio suena es que un musico se ahoga jajaja. Aquí estamos para leer y pasarlo lo mejor posible. Besitos
    Pepe no te preocupes que lo sabrás tu y todo el mundo porque imagina la que se formaria jajaja. MUJERES MALAS AL PODER jajaja. Besos
    Cas, es bronca contenida, dolor, ira, es un cumulo de todo que cuando explota su alcance no tiene limites. Es el resultado de tantos años de sufrimiento...y que leches que cuando una es mala de vez en cuando luego como que le sienta bien al cutis y todo jajaja. Tu enlace es muy muy bueno jajaja. Me lo llevo. Besossssssss
    Hombre Ani pero que no lo dudes, que las buenas son o las ponen a todas de mojigatas y a las malas de perversas pero yo creo en el fondo que ni la buena es tan buena ni la mala es tan buena tampoco jajaja. Besossssssssss

    ResponderEliminar
  15. Jajajaja, Pues yo también me apunto a ese día de la mujer mala, aunque a este paso nos va a tocar un día al año de tantas como nos apuntamos, y es que no nos podemos poner muchas a la vez de malas porque quizá causariamos una revolución, jajaja
    Muy bueno
    Un beso de Mar

    ResponderEliminar
  16. Saber decir hasta aquí hemos llegado, ahi te quedas con tus penas.... Si, como válvula de escape no está mal, claro que como profesión ha de resultar agotador ser tan mala siempre, si en ese instante no te apetece. Bueno, como todos los trabajos; es que acaso hay alguno ideal?

    Encantada de coincidir contigo en otro jueves.

    Buen fin de semana.

    ResponderEliminar
  17. Mar, causariamos una revolucion de esas que no se olvidan jeje. Tu imagina por un momento a un millón de mujeres malas todas juntas y sueltas por la calle... ¡¡¡que peligro!!! a mi me encanta.
    Besosssssssss
    Ardilla,que siempre no, que solo un ratito y una vez al mes... suficiente para desfogarnos jajaja. ¿te apuntas? mira que ya somos unas cuantas... Besosssssss

    ResponderEliminar
  18. Uyyyy Inma, ¿un día de la mujer mala? no chicas un día no, que cada una sea mala cuando quiera, en el momento que quiera si ponen un día ya hay normas, las malas no tienen normas, van de contra ellas, se las saltan, hay que sorprender pillar infraganti (Pepe lo siento por ti, pero la mala no avisa, actúa) Lo siento por todos, por los buenos, y por los que en algún momento me han hecho daño, lo siento porque hoy soy buena, cuando sea mala no tendré conciencia, ni sentimiento, ni compasión. Un beso muuuuuuy Grande Brujita.

    ResponderEliminar
  19. Y digo yo...¿eso donde se aprende? ¿cuando empieza el cursillo y donde? Valiente que eres, si señó.
    Un beso

    ResponderEliminar
  20. Y digo yo...¿eso donde se aprende? ¿cuando empieza el cursillo y donde? Valiente que eres, si señó.
    Un beso

    ResponderEliminar
  21. Medea, no me había parado a pensar lo de las normas y llevas toda la razón. Las mujeres malas no nos atenemos a las normas, son las normas las que se han de atener a nosotras jeje. Mira, mejor lo dejamos de manera que cada una sea mala cuando le salga de dentro que será mucho más fructífero y sobre todo divertido. Besos enoooorrrrmes y malvados jeje.
    Rosa cielo que no se aprende, que todas llevamos una mala dentro, solo hay que conectar con ella, tu hazlo verás que divertido. Besossssss

    ResponderEliminar
  22. cuñada...
    no pienso cmentarte en referencia al tema
    sabes, cuñada, y ya van unos cuantos jueves, cada vez me sorprendes mas y mas y mucho mas...es leerte y decirme, pero dónde estaba esta mi cuñada hasta ahora? dónde estaba metida para esto de las letras, para esto del escribir?
    ya en alguna ocasion te decia en tus relatos x que tal o cual me había gustado mas en relacion a lo bien escrito que al tema...pues bie, en los jueves no paro de sorprenderme jueves tras jueves
    gracias cuñada
    mala malisimaaaaa
    quieroo ser malo per secula¡¡¡¡¡

    ResponderEliminar
  23. Ay cuñado!!! que me gusta eso de ser mala, igual hasta le termino yo cogiendo el puntillo y todo jajaja.
    Tu apúntate a ser malo, verás que bien te lo pasas jeje.
    Besossssssss

    ResponderEliminar
  24. GENIAL!!!! Me ha encantado. Es que una se harta de portarse bien, de hacer lo adecuado a los demás y total, para que cuando hagas lo que crees correcto le digan a una que es MALA...
    Me alegro de haber visitado tu casa. ¡Hasta otra!
    Cuidate y protégete de los "buenos"

    ResponderEliminar
  25. Mar, se harta y mucho, que confunden a las buenas por tontas asi que habrá que empezar a no ser tan buena para que espabilen jejeje.
    Muchos besos y que los buenos se protejan de mi que yo de ellos me protejo hace mucho.

    ResponderEliminar
  26. Anónimo27/9/10

    Me temo, Brujis, que el problema de la parte de mala que enseñan en todas partes es que no es ni mucho el todo de la mala. Deben tener sus malos ratos seguro, aparte de que como dices, para ser mala hay que nacer. De todas formas te sobra razón para quejarte y para pensar que demasiadas veces poneis a todos los demás por encima vuestro. Sigue siendo tú que ya verás que el mundo acaba valorando lo que tienes de maravilloso. No te desanimes. Or vua.

    ResponderEliminar
  27. Llevas razón mi niño, la mala nace, no se hace pero hay veces y momentos en la vida en los que o eres un poco mala o te comen. De todos modos, yo me temo que por mucho que lo intente seguire siendo gilipollas pero una gilipollas con la conciencia muy tranquila. Besos mi niño

    ResponderEliminar